Robos online

 

Es muy difícil vivir con miedo. No se puede andar por el mundo teniendo recelos de todos y de todo, realmente así nada tiene sentido y de tanto preocuparnos corremos correr el riesgo de terminar siendo unos infelices.

Claro, tampoco es que andemos de ingenuos por la calle metiéndonos en recovecos y probando pociones extrañas. Los extremos siempre son malos. Es mejor no excederse y no quedarse cortos. Esta es la filosofía que se debe aplicar a Internet para no pecar de inocentes y caer en una trampa.

Y es que Internet es como la vida, llena de buenas y malas intenciones. Como mismo se puede encontrar la información impensable, los tutoriales más útiles y libros y películas gratuitamente, no faltan tampoco quienes ven en la web y en sus internautas posibles “donantes” de dinero, es decir, para robarles.

En estos tiempos en que es tan cómodo comprar en la web por todas las ventajas que ya conocemos, existe también el riesgo de ser víctimas de un robo. Es algo que ocurre muy a menudo, cada día muchísimas personas son estafadas por esta vía, y por mucho que se hable y discuta sobre las mejores maneras de controlar legalmente esta situación, lo cierto es que se hace muy complejo.

Claro que no es lo mismo apresar a un individuo que se encuentra bajo la jurisdicción de un estado que hacerlo con uno que se encuentra en otro país. La cuestión espacial es determinante en la nebulosa que impera en este mundo digital.

Precisamente por lo complejo que es escapar de una de estas tretas lo más recomendable es la precaución. Si tenemos cuidado con los sitios que nos ofrecen grandes negocios u ofertas, si no ponemos el número de nuestra tarjeta en cualquier lugar y no descargamos programas y aplicaciones extrañas podemos sentirnos mucho más seguros.

Es como la vida misma. Sabemos que existen barrios peligrosos y calles oscuras, lo importante es evitar pasar por estos sitios. Una gran oferta siempre es síntoma de un posible robo, lo mejor es no ceder ante la tentación y continuar camino sin mirar atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *