¡A mantener la casa limpia con ayuda de instagram! Mejores aspiradoras y mucho más

Una casa limpia es una casa en armonía, que genera paz y confort, que te recibe con los brazos abiertos. Como a veces puede resultar difícil saber cómo hacerlo todo más rápido y mejor, o incluso es complicado definir por dónde empezar a limpiar, estos consejos y recomendaciones sin duda te ayudarán a cumplir la labor de limpieza y orden con mucha mayor facilidad.

Buenas herramientas: las mejores aspiradoras y escobas

Si no tienes una escoba, un trapeador y una aspiradora en condiciones, ¿cómo esperas tener ganas de limpiar siempre? Recuerda que las escobas deben reemplazarse periódicamente, porque las cerdas pierden su posición original y entonces comienzas a tener problemas para arrastrar toda la suciedad de una sola pasada. Con los trapeadores de hebras ocurre algo parecido: comienzan a soltarse, y entonces tu trapeador perderá fuerza de trabajo. Estos consejos también aplican para cualquier utensilio de limpieza: esponjas, paños, cepillos… Cuando están nuevos siempre limpiarán mejor, y también te sentirás con más motivación al contar con herramientas bonitas, nuevas y perfectamente funcionales.

El tema de las aspiradoras puede ser un poco más complejo, porque se trata de electrodomésticos con un grado de complejidad en su funcionamiento. En este enlace puedes visitar una excelente guía para elegir las mejores aspiradoras. Una aspiradora es un gran aliado para la limpieza. Te permite eliminar el polvo y los alérgenos en suelos, alfombras, muebles y otras superficies, y todo de manera muy sencilla. Si eliges una con filtro HEPA, tanto mejor.

Tener un orden de limpieza lógico

De poco te servirá tener las mejores aspiradoras y herramientas de limpieza si no les das un uso adecuado. Por ejemplo, puedes haber pasado la aspiradora por la alfombra, pero si después limpias el estante y dejas caer la suciedad, de nada habrá servido. Siempre recuerda limpiar primero arriba (techo y lámparas, luego estanterías, armarios, baldas y mesas) y luego abajo, en el suelo. La norma de primero arriba y luego abajo también la puedes aplicar si tienes una casa de dos plantas: comienza por la planta superior.

Por otro lado, cuando llegue el momento de la limpieza, también puedes aprovechar de encender los aparatos que te ayudan con estas labores automáticamente. Coloca la lavadora y el lavavajillas a funcionar mientras limpias otros lugares. Así, cuando termines de remover la suciedad y el polvo, la ropa y los trastes limpios te esperarán para ser ordenados de inmediato.

Con respecto a cuál espacio limpiar primero, es cuestión de preferencias. Algunos opinan que es mejor dejar la habitación para el final, mientras que otros sostienen que es preferible comenzar de adentro hacia afuera; es decir, empezar con las habitaciones y los cuartos de baño, y finalizar con salones, comedores y cocina.

Encuentra lo bonito en la actividad: motívate y relájate

Si tienes problemas para mantener el ritmo de limpieza que te gustaría, con total seguridad es porque no tienes un buen concepto de esta actividad. Piénsalo bien: a diario encontramos tiempo para revisar las redes sociales o para un poco de ocio. Y cuando tenemos buenos hábitos de limpieza diarios, realmente solo necesitamos unos cuantos minutos para mantener todo en orden. Con seguridad, muchos menos minutos de los que solemos pasar revisando el móvil.

Coloca la música que más te agrade. Puede ser música suave para relajarte, o música más activa para llenarte de energía. Encuentra la pasión por la limpieza, lo relajante de la actividad, y lo gratificante que resulta tener una casa hermosa, limpia, con buen olor y con todo en su lugar. Muchas personas encuentran en la limpieza la mejor manera para relajarse, manejar la ansiedad y drenar las malas energías. Es un enfoque bastante productivo para los momentos de ansiedad, y gradualmente se puede convertir en una costumbre muy positiva para la mente.

También puedes aprovechar los momentos de limpieza para llenarte de gratitud y recordar tu buena fortuna por todo lo que tienes. Así también, si sientes que tienes demasiadas cosas y que te cuesta tener un lugar para todo, aprovecha de reflexionar sobre qué cosas necesitas y qué cosas estás sencillamente acumulando. Sincerízate sobre lo que utilizas y lo que probablemente nunca vuelvas a utilizar, pero que sigues guardando por razones con poco fundamento. Las cosas viejas, rotas o inútiles solamente cargan el espacio visualmente y generan energías pesadas.

Motívate con tus redes sociales

Si te gusta pasar el tiempo en las redes sociales, te gustará saber que existen influencers que dedican su contenido, o parte de él, a cuestiones de limpieza. Sus consejos y buena vibra te motivarán a poner en práctica lo recomiendan, y sus constantes publicaciones de espacios hermosos y perfectamente ordenados son un deleite para los ojos del perfeccionista.

Además, sin duda te ofrecerán excelentes consejos acerca de los mejores productos de limpieza, las mejores aspiradoras y los mejores productos naturales que te ayudarán a mantener tus espacios limpios, desodorizados y desinfectados.

Te conviene echar un vistazo a las redes de la mítica gurú de la limpieza Marie Kondo (Marie Kondo en Youtube, en Instagram @mariekondo), aunque su contenido está en inglés. En español, encuentras personas de inspiración como Leticia Pérez Serrano (Instagram @ordenotucasa), Alicia Iglesias (Instagram @ordenylimpiezaencasa) y Mar Vidal (Instagram @lacasademarordenydeco). Si manejas bien el inglés, también te interesará Sophie Hinchcliffe (Instagram @thesecretcleaner), quien cuenta con una gran cantidad de seguidores por su excelente contenido.