La formación artística

Antes eso de que las niñas se dedicaran a aprender labores de bordado, costura y tejidos era muy común. Ahora ya eso no se estila. Aunque yo estoy de acuerdo, desde una postura feminista, creo que esos tiempos eran muy bonitos porque hacer bordados, tejidos y patchwork bebe era muy útil para los pequeños que llegaban a la casa.

Hacer patchwork no es para nada fácil. Yo lo he intentado varias veces pero nunca lo consigo. Y es que me falta paciencia, porque estas labores requieren tiempo y entrega. Además de que ocasionan grandes dolores de columna. Tal vez por eso nunca llegué a terminar una obra de estas. Por eso prefiero comprarlas.

Por suerte he descubierto algunas tiendas maravillas online donde venden muy buenos productos hechos con esta técnica. En mi casa casi todo el mundo sabe trabajar con patchwork y con otras técnicas similares. Pero yo nunca aprendí así que soy como la oveja negra.

Pero no quiero renunciar a tener un bebé y poderle brindar todos estos productos maravillosos que a mí me trasladan a los tiempos de antaño. Mis cositas de niños están guardadas con mucho cariño y espero que a mis hijos también les sirva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *