Internet y España: una larga historia

El inicio de Internet en España no está ligado a cuestiones militares como en otros lugares, sino que se dio más bien por motivos académicos.

La primera de las acciones de la red en el país fue un proyecto de nombre Faenet y aconteció en el año 1984.

El Centro Europeo de Física de Partículas fue el gestor de este trabajo, que se realizó con el apoyo de varios grupos y universidades vinculadas a este organismo.

Tiempo después surgió Iris, un Proyecto de Interconexión de Recursos Informáticos. Hay que tener en cuenta que todas estas operaciones se realizaron en el ámbito de estas personas del mundo de la ciencia.

La experiencia del uso de la red dentro de este grupo dio resultados alentadores y se entendió que era algo que podría resultar muy beneficioso para el resto de la personas. En 1986 Telefónica lanzó Ibertex, una versión del Videotex elaborada en España.

A través de esta aplicación interactiva era posible difundir, mediante una red de telecomunicación, el contenido desde un sistema informático hasta un terminal, y allí estaba a disposición de los usuarios.

Pero la primera conexión a Internet en España no se realizó hasta 1990. Esto fue posible gracias a la utilización de IXI, la red paneuropea de alta velocidad, que funcionaba a una velocidad de 64 Kbps.

Un año después ya se había allanado el camino para conectar a las instituciones que tenían que ver con el mundo de la innovación y el desarrollo. De esta manera fue surgiendo una red académica y científica que tenía un alcance nacional.

Para finales de 1991 ya se había logrado conectar a internet más de 1.000 máquinas conectadas.

En 1993, gracias al directorio del CERN, surgió el primer servidor web español. Este correspondía a la Universidad Jaime I.

De esta manera comenzó a crecer la red en España, en los años 90, un proceso que aunque fue en ascenso tuvo múltiples trabas, pues las líneas se saturaban y la conexión podía ser muy lenta.

A medida que las empresas comenzaron a trabajar por mejorar estos servicios todo fue cuesta arriba de modo que el acceso se fue masificando y mejorando.

Parece increíble que todo esto haya sido posible en poco más de dos décadas, pero es real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *