Generadores eléctricos en tu casa

Si hay un equipo que no puede faltar en las casas actualmente son los generadores eléctricos. ¿Estás de acuerdo conmigo? Seguro que sí, pues la calidad de vida se impone en el mundo moderno. Además de aire acondicionado central, horno, ducha eléctrica, calefacción, luces inteligentes, alarmas… también necesitamos para nuestro hogar un generador eléctrico menos eso es lo que pienso yo luego de pasar por varios momentos complicados en mi casa por la falta de energía eléctrica. La primera vez que mi esposa y yo pasamos un mal rato por un apagón fue hace algunos años, cuando nuestra hija más pequeña, Lucía, tenía apenas unos meses. Resulta ser que por nuestra ciudad pasó un tornado muy fuerte, que arrasó con gran parte del cableado y otras estructuras de la urbe. Por supuesto, estuvimos varios días sin rastro de la energía eléctrica. Nunca antes habíamos pasado por una experiencia similar, y ninguno de nosotros tenía idea de cómo superar los innumerables problemas que tuvimos en los días siguientes.

Para comenzar tuvimos que reorganizarnos para resguardar toda la comida de la niña, pues la leche y los jugos se echan a perder con muchísima facilidad si no se les mantiene refrigerados. Cuando mi esposa vio que apenas quedaban un par de porciones para alimentar a nuestra hija casi le da un ataque de pánico. Por suerte, habíamos guardado en un recóndito estante de la cocina algunos potes de mermelada en conserva. Con eso resolvimos momentáneamente esa noche, hasta que yo pude salir de casa y comprar bastante comida en el supermercado más cercano a casa.
Obviamente luego de ese susto tremendo decidimos que no volveríamos a pasar por semejante situación. La de la idea de adquirir un generador eléctrico para la casa fue de mi esposa. Como siempre, las mujeres suelen ser mucho más precavidas que los hombres. Por lo tanto, es muy posible que ella tuviera la idea de adquirir el generador eléctrico mucho antes de que el tornado nos hiciera pasar un mal rato.
Estuvimos mirando varias opciones y finalmente nos decidimos por uno que nos convenció. Estoy hablando de un grupo electrógeno Kaiser 15Kva. Como nosotros tenemos niños pequeños en casa, decidimos que nuestro equipo debía ser, necesariamente, insonorizado, pues de lo contrario podríamos solucionar un problema y adquirir uno nuevo. Es cierto que el precio no era muy bajo –casi 3 mil euros-, pero nos pareció que la inversión valía la pena. Como el grupo electrógeno Kaiser 15Kva pesa bastante –unos 600 kilos- decidimos ponerlo en la terraza, y no en el techo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *