por

Ahorra comprando por internet

Yo soy de esas personas que prefiere comprar a la antigua, ahogado de calor en un supermercado entre otro millón de gente que intenta llevarse algo a casa. Sin embargo, mi pareja es todo lo contrario. Para ella no hay mejor placer que el de sentarse a la PC y abrir tecnocio, una de sus tiendas favoritas.

El otro día me sorprendió, pues cuando llegué a casa me topé con un artefacto nuevo que resultó ser un patinete eléctrico. Me dijo muy alegre que era un regalo para mí, pues siempre me estoy quejando de lo difícil que me es llegar todos los días al trabajo.

Por supuesto que ahí abrió la web y buscó mucha información para introducirme en el mundo de los patinetes. Primero pensé que ya estaba muy viejo para andar en uno de estos, pero después me di cuenta de que no hay edad para montar un patinete eléctrico. Y eso se corrobora a diario con la cantidad de personas que andan en estos equipos.

Si mi pareja no estuviera todo el tiempo buscando maravillas en la web, tal vez seguiría estresado todos los días por las complejidades del tránsito. Tengo que decir que este equipo me ha cambiado la vida.